COMIENZA EL ESPECTáCULO (I).

Es una de las primeras cosas que te dicen en los talleres de literatura. La primera frase de tus escritos ha de ser concisa y, a ser posible, poderosa. El concepto es extensible, cómo no, al arte cinematográfico.

Una sucinta búsqueda en la Red descubre celebérrimos nombres: Sed de mal, Trainspotting, Salvar (horror) al soldado Ryan… Me olvido de las listas oficiales.

Éste (Incendies (2010), Denis Villeneuve) es uno de mis comienzos de cine predilectos. Concisión y poder hasta estremecer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s